Sitio Oficial de la Federación Española de Pencak Silat

Miembro de Pleno Derecho de Persilat desde 1984

Conclusión

Este último apartado es un mundo nuevo para la mayoría de vosotros, sólo a base de un entrenamiento diario y constante empezaréis a vislumbrar el inmenso campo que se abre ante vuestros ojos. Como véis no he hablado de todas las posiciones fundamentales más vulgares y comunes ya que ello está al alcance de la mayoría. Para muchos esto es pura teoría ya que las posiciones en combate de alta competición son para casi todos las Artes Marciales las mismas, con distintos nombres, pierna y peso adelantados y viceversa. Os puedo decir que mi experiencia en este campo es muy grande y la competición es la parte deportiva de un Arte Marcial sujeta a unas normas y bajo una gran responsabilidad.

Esto último hace que muchas veces se vaya a no perder, sin correr riesgos y eso restringe mucho nuestra técnica. Nunca veréis en un Campeonato el porque de todo lo anterior pero su efectividad está fuera de toda duda, quizás nuestros campeones y medallas sean de los pocos en los que se pueda ver todo esto. Por esto el apartado de tecnica en un campeonato está adquiriendo cada día más importancia, ya que es pedagogía de alto nivel en movimiento y ahí es donde todas estas posiciones adquieren una categoría fuera de lo común.

Para terminar os pediría una pequeña reflexión sobre el Arte del combate a través de los tiempos y la importancia de la posición en los mismos. Quizás no sea todo más que una extrapolación de los primeros combates por la supremacía de animales y territorios de nuestros primitivos ancestros, pronto se dieron cuenta de que no vencía aquel más fuerte sino el de mejor posición y ahí es donde todas estas posiciones adquieren una categoría fuera de lo común.

Para terminar os pediría una pequeña reflexión sobre el Arte del combate a través de los tiempos y la importancia de la posición en los mismos. Quizás no sea todo más que una extrapolación de los primeros combates por la supremacía de animales y territorios de nuestros primitivos ancestros, pronto se dieron cuenta de que no vencía aquel más fuerte sino el de mejor posición.